Foodtrucks en Vitoria.

          Los camiones que venden comida están de moda, pero las restricciones echan por tierra los beneficios. Los foodtrucks no acaban de cuajar como modelo de negocio en España y los más de 300 emprendedores que se aventuraron en ello se resienten por su escasa rentabilidad. No son pocos los obstáculos para que esta actividad comience a hacer caja. Para empezar, la legislación vigente (RD 199/2010) prohíbe la venta gastronómica en itinerancia. “Hasta que no se abra la ley a una itinerancia controlada que permita rodar a los camiones, no conoceremos la esencia y probablemente la rentabilidad de este movimiento”. Sevilla, Málaga y Vitoria estudian legalizar una itinerancia controlada

 

Los comentarios están cerrados.